• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

Sitges 2019 ~ Día 4

Ayer cerrábamos el primer fin de semana de Festival y de momento las películas elegidas para completar nuestra agenda sigue siendo más que notable. La asistencia de público también ha sido bastante elevada, con lo que la organización puede quedar contenta con los resultados de este primer tramo de la edición. A ver si la semana entrante seguimos con este buen hacer.

Arrancábamos pues la jornada de domingo con el primer largometraje tras las cámaras del director español Óscar Martín, y un título tan sugerente como enigmático, Amigo.

Ya es sabido que Javier Botet y David Pareja llevan trabajando muchos años juntos delante de las cámaras, tanto en pequeños proyectos como en alguna película, siendo grandes amigos detrás de las mismas con una relación que les lleva más allá del aspecto laboral. Ellos son partícipes del guión tras una idea original que desde hacía tiempo les venía rondando la cabeza y que junto a Óscar Martín han sabido darle forma para llevarla a la gran pantalla de forma excepcional.

Un relato que se desarrolla mayormente en interiores y que le dota de una atmósfera que a medida que avanza la película se irá haciendo cada vez más claustrofóbica. Sumado a la sordidez con que está rodada y la tensión que se genera entre los dos protagonistas, la tensión irá creciendo en el espectador de forma gradual hasta llegar al fantástico desenlace, incluso con esos toques humor negro tan inteligentemente ubicados para intentar diluir la seriedad con que se enfoca el film. Destacar la maravillosa actuación de los dos actores, pero sobretodo por el genial Botet, que cada trabajo que realiza demuestra estar en otra órbita.

La siguiente del día venía aclamada por la presencia en el Festival de su actriz principal, Olga Kurylenco, que junto a su director Christian Volckman presentaban la película The room.

Utilizando el género fantástico para realmente desarrollar un drama en el que veremos como evoluciona (o involuciona) un matrimonio que quiere comenzar una nueva etapa en sus vidas, este director se las ingenia para sacarle partido a un presumible bajo presupuesto, utilizando también como reclamo para el espectador una cara conocida como es Olga Kurylenco.

Partiendo de una idea original aunque poco sorprendente o llamativa como es la de tener la posibilidad de materializar cualquier cosa que puedan imaginar (aunque condicionados por un pequeño detalle), la película se centra en los altibajos que esto provoca en la pareja de protagonistas y sus reacciones ante los acontecimientos. Pero la decentemente conseguida atmósfera que el director crea sin salir prácticamente del interior de la casa se queda en un mero hecho puntual, ya que las limitaciones interpretativas que nos ofrecen los actores hacen que lastren el interés sobre la misma. Aparte, lo predecible que llega a ser el guión deja como resultado global un trabajo medianamente pasable aunque bastante olvidable tras su visionado.

Y para amenizar un poco más la jornada, en nuestra agenda le dábamos el turno al primer thriller surcoreano de esta edición, Idol, de Su-jin Lee.

La película centra su historia en el asesinato de una joven supuestamente en manos del hijo de un mandatario político. A partir de aquí, la lucha de la desolada y humilde familia por descubrir la verdad, contra las falsas declaraciones que sobrevuelan el suceso por el simple hecho de no manchar la carrera política del padre del acusado, son el relleno que durante casi dos horas y media intentará enganchar al espectador, aunque no lo consigue.

Con demasiados giros en el guión que no llevan a ninguna parte mas que para desorientarnos en la trama principal, a medida que va avanzando el metraje se va perdiendo el interés por la misma. Tiene algunos momentos muy buenos y el reparto lo deja todo delante de las cámaras, como suele suceder  mayoritariamente en el cine surcoreano de este subgénero, pero quizá un poco más condensada y andarse menos por las ramas sería mucho más interesante.

La primera de la tarde era otro producto Netflix, la cual esta misma semana se estrenaba también en la plataforma doméstica siendo accesible para los abonados. Se trataba de Fractured, de Brad Anderson.

El título ya nos indica literalmente la línea principal que va a seguir la película, y es que tras un accidente sufrido por la hija pequeña de una pareja les llevará a generar cierta tensión entre ellos llegando al límite de la fractura familiar, ya que la presión del suceso y las incoherencias en su resolución harán que nuestro protagonista roce la locura. Tras las indicaciones de la sinopsis y tratándose de un thriller psicológico, la última película de este director (dedicado mayormente en su carrera a las producciones para televisión) auguraba un buen resultado.

Pero nada más lejos de la realidad, ya que tras los primeros minutos de metraje y de forma nada sutil hacia el espectador, le deja prácticamente en bandeja tal declaración de intenciones que le invita a la sospecha de lo que seguramente está por pasar, debilitando el interés por la misma sin haber llegado a la mitad del recorrido. Carente de sorpresas y de giros que realmente sean interesantes y aporten algo a la historia, el conjunto global no pasa de ser un producto más de sobremesa de domingo, para ser disfrutada en el televisor de casa.

Y para cerrar el día, asistimos al pase gratuito de todos los episodios que componen la nueva serie creada por la BBC basada en la famosa novela de H.G.Wells, War of the worlds.

¿Y qué nos aporta esta nueva adaptación que no se haya visto en las anteriores? Pues principalmente la ambientación, ya que nos sitúa a finales del siglo XIX, la misma época en que se escribió la novela y por lo tanto mucho más fiel a las descripciones de su autor original. También resaltar que, aunque se toma algunas libertades, es la más cercana al libro en cuanto a los sucesos que se acontecen y personajes que aparecen. Dividida en tres episodios de una hora de duración que aquí en España será emitida por Movistar+, la serie es más que entretenida y muy recomendable para los amantes de la ciencia ficción con artilugios retro y los enamorados de este fantástico escritor.

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario