• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail
Por
alberTTo

Los ojos de Tammy Faye

La procesión se lleva por dentro...

Caratula
  • Título traducido: The Eyes of Tammy Faye
  • Director: Michael Showalter
  • Guión: Abe Sylvia
  • País: Estados Unidos Año: 2021 Duración: 126 min.
  • Música: Theodore Shapiro  Fotografía: Mike Gioulakis
  • Compañía: Searchlight Pictures, Freckle Films, Odd Lot Entertainment
  • Intérpretes: Jessica Chastain, Andrew Garfield, Vincent D'Onofrio, Cherry Jones, Sam Jaeger, Fredric Lehne, Gabriel Olds, Chandler Head, Mark Wystrach, Lindsay Ayliffe, Dan Johnson, Louis Cancelmi
  • Género: Drama
Sinopsis
Tammy Faye es una ferviente creyente, dado sobretodo al entorno en el que se cría, por lo que su vida orbita totalmente a la religión. Un día conocerá al que será el hombre de su vida, con el cual emprenderá un extraordinario viaje como telepredicadores que les hará estar en lo más alto del salseo estadounidense. Pero nada dura eternamente...
Searchlight pictures
Partiendo del desconocimiento absoluto de esta historia, la verdad es que más allá del poco atractivo del contexto religioso que para mí tiene este biopic, me ha atrapado absolutamente el desarrollo del personaje de la protagonista. La evolución que tiene desde su temprana edad hasta el final del huracán por el que pasa, con esa inocencia que nunca termina de perder (ya sea voluntariamente o no), hacen que conecte con el espectador en todo momento, provocando un constante voto de confianza que la defenderá hasta el final. 

Y es que realmente ese es el punto fuerte de la película, sobretodo por el espectacular trabajo que Jessica Chastain hace con su personaje, dotándole de una credibilidad ambigua por la que andará entre la compasión y el odio a partes iguales. Aparte de esto, la historia que rodea a este matrimonio es realmente sensacional, haciéndonos ver una realidad que aún a día de hoy permanece arraigada ya no solo en la América profunda sino en muchos otros países del planeta.

Para ello, el director también va haciendo una progresión desde la formalidad inicial donde nos presentará a los perosnajes, hasta dejarse llevar por el espectáculo de luz y color que rodeará al matrimonio en su apogeo y trayecto final, para en cierta manera satirizar tanta parafernalia absurda. Eso sí, nunca siendo un ataque hacia la religión o a sus creyentes, sino a todo lo que la rodea y es ajeno a ésta, siendo este uno de los más claros ejemplos de ello.
 

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario