• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

Alita, Battle Angel

Bastante mejor de lo esperado...

Caratula
  • Título traducido: Alita: Ángel de combate
  • Director: Robert Rodriguez
  • Guión: J.Cameron, R.Rodriguez, Laeta Kalogridis, Yukito Kishiro
  • País: Estados Unidos Año: 2019 Duración: 121 min.
  • Música: Junkie XL  Fotografía: Bill Pope
  • Compañía: 20th Century Fox, Lightstorm, Troublemaker, TSG, Stereo D.
  • Intérpretes: Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Jackie Earle Haley, Ed Skrein, Mahershala Ali, Lana Condor, Keean Johnson, Jorge Lendeborg Jr., Eiza González, Leonard Wu, Elle LaMont, Marko Zaror, Michelle Rodriguez, Edward Norton, Jai Courtney
  • Género: Ciencia Ficción, Acción, Thriller
Sinopsis
En su búsqueda de material reutilizable entre la chatarra, el doctor Ido da con los restos de una cyborg que incorpora tecnología no utilizada desde hace un par de siglos, conservando aún intactos los órganos vitales. Tras su reconstrucción y reanimación verá que la joven ha perdido la memoria, por lo que de momento la llamarán Alita. Poco a poco irá descubriendo cosas de su pasado al mismo tiempo que se adapta al entorno, pero verá que dentro suyo se esconde algo muy grande...

Muchos años han pasado desde que el amigo Cameron se pronunciara sobre su predilección por llevar a la gran pantalla una adaptación en acción real del manga de Yukito Kishiro, GUNMM, más conocido por estos lares como Alita, ángel de combate. Pero entre sus trabajos más personales y el tiempo que le ocupó desarrollar Avatar (2009) más todo lo que la rodeaba, el proyecto se ha ido sacando y metiendo del cajón esperando a ver la luz definitivamente. Así que tras fichar a Rodríguez como responsable tras las cámaras, por fin podemos disfrutar de la primera parte de lo que se supone será una trilogía que abarcará todo lo publicado sobre este personaje y su mundo, pudiendo confirmar que la apuesta ha obtenido un resultado bastante favorable...

Sin lugar a duda, lo primero que impresiona es el sensacional diseño de producción y la tan bien conseguida incorporación de un personaje sintético en el mundo real. Desde que Cameron junto a Weta evolucionara la tecnología de captura de interpretación, el salto hasta día de hoy ha sido enorme. Ya lo pudimos ver en otras películas como la nueva trilogía del Planeta de los simios, y con ésta volvemos a quedar asombrados con los resultados conseguidos. Todo, absolutamente todo, está tan bien integrado que por ello merece una especial atención, incluyendo por supuesto dentro del mismo bombo todos el diseño de arte.

En cuanto al guión adaptado, se ve mucho más trabajado que el único intento que hubo por llevar el manga a serie de animación. Aquellas dos únicas OVA's que se produjeron no llegaron a convencer por sus anárquicos saltos en el argumento, provocando que si no se conocía la historia en papel se hacía muy difícil de seguir, acabando pues en una pronta cancelación. Aún así, en esta nueva adaptación se han cogido algunos detalles que se incorporaron en ellas y diferían del manga, quizá por darle algo más de continuidad en algunas escenas de transición.

El caso es que la línea argumental de esta primera entrega se centra en los cuatro primeros volúmenes de la serie original, añadiendo además cosas puntuales que aparecieron en las últimas publicaciones, donde se hablaba tanto de los orígenes como del futuro y la conclusión definitiva de la historia. Y por supuesto que ha sufrido considerables modificaciones en favor de dotar algo más de protagonismo a algunos personajes y darle cierta continuidad al argumento, pero pienso que aparte de necesario, han hecho que la esencia se siga manteniendo y sea mucho más accesible para el target de público al que va dirigida.

Y pasando a las escenas de acción, aquí se nota que Rodríguez sigue manteniendo el pulso que tanto le caracteriza, incluso pudiendo llegar a ser mucho más imaginativo con las posibilidades que le dan los CGI. Estamos en un momento en que este tipo de blockbusters es necesario que ofrezcan un espectáculo de estas características y en este aspecto no defrauda. Quizá hace más hincapié que en el manga en cuanto a la parte sentimental de nuestra protagonista, pero ya se sabe que con Cameron a la producción siempre tiene que haber una historia romántica de por medio.

Así pues, teniendo los sentimientos encontrados por ver de que era capaz el creador de Avatar junto con la oposición de hacer un live action de una serie manga tan conocida (mas que nada por estar cansado de las tristes adaptaciones que cada año nos llegan desde Japón), la verdad es que el resultado ha sido más que satisfactorio. Es más, con el cliffhanger que nos deja al final de la película aún entran más ganas de volver a recuperar todo el material publicado y ponerse de nuevo al día con la historia... a la espera de las siguientes entregas de la trilogía. Bravo.



btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario