Full Moon High

Larry Cohen visits the werewolf...

Caratula
  • Título traducido: Regreso a Full Moon
  • Director: Larry Cohen
  • Guión: Larry Cohen
  • País: Estados Unidos Año: 1981 Duración: 93 min.
  • Música: Gary William Friedman  Fotografía: Daniel Pearl
  • Compañía: Filmways Pictures, Larco Productions
  • Intérpretes: Adam Arkin, Ed McMahon, Roz Kelly, Bill Kirchenbauer, Joanne Nail, Kenneth Mars, Elizabeth Hartman, Bob Saget, Pat Morita, Alan Arkin, Tom Aldredge, Louis Nye, Demond Wilson, Jim J. Bullock
  • Género: Comedia, Terror
Sinopsis
Mientras acompañaba a su padre en un viaje de negocios a Rumanía, Tony es mordido por un gran lobo cuando éste se pierde por una zona rural en las afueras de la capital. Tras ser curado de las heridas, vuelven a los Estados Unidos para continuar las clases en el instituro. Pero tras el incidente algo le está sucediendo que no le deja volver a su vida normal...

Prácticamente coincidiendo en la línea temporal, con solamente un par de meses de diferencia entre su estreno y el del clásico An american werewolf in London (John Landis, 1981), es curioso como Larry Cohen tuvo también la visión de rescatar para la gran pantalla el famoso monstruo de la Universal con la novedad de fusionar la comedia y el terror en una misma película. El resultado tan abrumador que tuvo aquella no se puede comparar con ésta, la cual pasó mucho más desapercibida ya no por cuestiones presupuestarias sino por la calidad del producto final, pero no está de más darle un repaso para distinguirlas...

El argumento gira alrededor de la clásica comedia de instituto norteamericano donde nuestro protagonista es el jugador estrella del equipo de fútbol y, consecuentemente, el más famosete de los alumnos. Con un vistazo rápido nos pone en situación de todo su entorno, para seguidamente pasar a los sucesos que le llevarán a sufrir la maldición del hombre lobo y sus consecuencias. Este tramo inicial es lo mejor de la película, ya que todo ese proceso lo envuelve con una sarta de escenas tan ridículas como cómicas, utilizando el típico humor casposo y de baratillo con el que suele aderezar Cohen sus películas.

A partir de aquí entra en otra dinámica, añadiendo el componente de culpabilidad y resignación a si mismo y a su condena, haciendo que se aparte de su actual vida durante unos cuantos años para volver y cerrar tanto las cuentas pendientes como el querer salir del armario. Un efecto moralista con el que decae algo el ritmo de la película pero que, visto como idea, la verdad es que es un planteamiento bastante ingenioso. Lo malo es que su aplicación al guión se queda en agua de borrajas al querer mezclar todos los componentes, pero bueno, nada nuevo que pueda sorprender al conocedor de la obra de uno de los reyes de la serie B. Esencial.

btemplates
1 Comentario :
carlos dijo...

Esta no la conocía, me la apunto!

Publicar un comentario