• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

Avengers: Infinity War

La magna culminación tras diez años de éxitos...

Caratula
  • Título traducido: Vengadores: Infinity War
  • Director: Anthony Russo, Joe Russo
  • Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely
  • País: Estados Unidos Año: 2018 Duración: 156 min.
  • Música: Alan Silvestri  Fotografía: Trent Opaloch
  • Compañía: Marvel Studios
  • Intérpretes: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Chris Evans, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Chris Pratt, Tom Holland, Josh Brolin, Elizabeth Olsen, Chadwick Boseman, Dave Bautista, Karen Gillan, Tessa Thompson, Zoe Saldana, Cobie Smulders, Paul Bettany, Sebastian Stan, Peter Dinklage, Don Cheadle
  • Género: Ciencia Ficción, Fantasía, Acción
Sinopsis
Ha llegado el momento en que Thanos quiere culminar la idea que durante toda su vida ha deseado llevar a cabo: mantener el equilibrio del Universo mediante el genocidio de la mitad de los seres que viven en él. Para ello necesitará las seis gemas del infinito, las cuales le darán el poder suficiente para hacerlo realidad. Es el turno de todos los héroes y defensores, que unidos deberán impedir que cumpla su objetivo...

Diez años son los que nos separan desde el estreno de aquella magnífica  Iron Man (Jon Fraveau, 2008), la cual cambió radicalmente el rumbo y la visión del superhéroe en la gran pantalla y, por qué no decirlo, las reglas del cine mainstream. El llamado Universo Cinematográfico Marvel ha fagocitado todo lo que le rodeaba cuando ha habido uno de sus estrenos, arrasando en taquilla y alimentándose a si mismo para crecer más y más, con un target que ha cubierto todos lo rangos. No hay escapatoria posible a este entretenimiento, el cual culmina su décimo aniversario con esta última y esperada entrega donde se iban a dar cita (casi) todos los héroes en forma de reunión, que para el que escribe ha sido su obra magna...

Principalmente por resolver con gran solvencia los escollos que, si se hubiesen tratado de otra forma, podían haber arruinado la película e incluso dañar la imagen de la franquicia. Primero de todo el de la incomodidad/dificultad que tenían los hermanos Russo para lidiar con todos los egos en una misma película. Una difícil tarea que gracias al guión de Markus y McFeely ha sabido mantener el equilibrio perfecto para darle el protagonismo necesario a todos y cada uno de ellos, con la fantástica idea de dividir la acción en tres arcos argumentales.

Esto ha propiciado que se evitara otro de los presumibles problemas, como podía ser el de mantener la atención del espectador sin caer en repetitivas escenas de acción, o al revés, masificarlas con todos los personajes sin dejar nada claro. Y es que las dos horas y media que dura la película se quedan incluso hasta cortas. Desde su arranque, partiendo de la última escena de Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017), es un no parar. No solamente por las geniales escenas de acción, como ya nos tienen acostumbrados habitualmente, sino también por todo el conglomerado que las une.

El humor que, bajo mi punto de vista, otras veces ha sido una carga por su infantilismo y su poca moderación, esta vez se ha entregado en dosis perfectas y en el momento adecuado. También los tramos que con un desarrollo menos espectacular necesitan su sitio dentro del guión, encajan cual pieza de Tetris sin dar la apariencia de haberse metido con calzador. Todo ello es lo que a mi parecer hacen que esta película sea un ejemplo perfecto de entretenimiento (e incluso algo más), reconociendo el merecido mérito a sus directores y guionistas.

Otro de los puntos que he encontrado muy a favor es Thanos. Él es el villano perfecto. Es el principal protagonista y el componente unificador, el que visita todos los arcos argumentales y que con su presencia absorbe la pantalla. No quiero desmerecer a sus otros súbditos de la Orden Negra, que también tienen su buena presencia y le representan mientras él está por sus labores, pero es espectacular lo bien que han desarrollado este personaje.

En fin, que seguramente me dejo muchas otras cosas en el tintero para comentar, pero a rasgos generales estas han sido mis impresiones tras su (tardío) visionado. No quiero entrar al trapo en hablar del apartado técnico, ya que sigue una línea ejemplar, pero sí puntualizar en la tan bien lograda banda sonora de Silvestri. Una nueva entrega Marvel que tras su cliffhanger nos deja con caras largas pero con ganas de más (y con la ansia de que sea ya mismo, no tener que esperar un año para su resolución...).

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario