• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

Zinemaldi 2019 ~ Día 4

La cuarta jornada la vivimos más relajada apuntando en nuestra agenda los títulos que más destacaban dentro de nuestro criterio, y aprovechar entre sesiones para asistir a las ruedas de prensa y photocalls recopilando material para informar de nuestra cobertura en el blog.

La primera de la mañana dentro de la Sección Oficial era la producción belga The other lamb dirigida por la directora polaca Malgorzata Szumowska.

The other lamb
El subgénero de las sectas está teniendo un nuevo renacer en estos últimos años y este Festival no lo ha querido pasar por alto trayendo este título nada convencional dentro de la programación habitual. Rodada en un paraje irlandés, toma como referencia las reglas básicas de un grupo pagano convencional, donde el líder se hace rodear por jóvenes mujeres a las que alimenta de fantasías a partir de una verborrea convincente y como no, inverosímil. Pero no todas parecen seguirle como corderitos y de ahí su título.

La película realmente no destaca por renovar o sorprender con alguna idea novedosa, pero sí que sabe gestionar muy bien los recursos de los que dispone. Quizá no sea para todos los gustos, pero si el espectador entra desde el principio en la propuesta de esta directora encontrará más aciertos que fallos en un paralelismo por el despertar de la conciencia femenina dentro del patriarcado masculino. Aparte, la fantástica fotografía hace que el fantástico entorno envuelva aún más esta historia haciéndola verdaderamente muy disfrutable.

También dentro de la Sección Oficial, el siguiente turno era para el último trabajo del director chileno José Luís Torres Leiva, el profundo drama Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
El director hace una recopilación de los textos más significativos de poetas chilenos para desarrollar este drama sobre la muerte y el amor. Una pareja de mujeres decide alejarse del mundanal ruido a una cabaña en la montaña para vivir los últimos días de una de ellas, la cual decide no medicarse tras la noticia de una enfermedad que se encuentra ya en estado terminal. Allí reencontrarán de nuevo el amor y vivirán los últimos días intensamente en espera del fatídico desenlace.

Aún pareciendo a priori que la película iría a buscar la lágrima fácil desatando todos los elementos posibles que la sinopsis puede ofrecer, la verdad es que la narración de la misma aboga más por intensificar esos lazos de relación que se han avivado tras saber que en poco tiempo no podrán volver a vivir. Una historia conmovedora, eso sí, pero que no lastrará al espectador con la tristeza de los hechos dejando un reposo más amable.

La última de la jornada fue la canadiense And the birds rained down de Louise Archambault.

And the birds rained down
La historia se centra en tres ermitaños que en su día decidieron aislarse de la sociedad para vivir sus días en la tranquilidad de un profundo de los bosques. Con solamente el contacto de un amigo del pueblo más cercano que les prevee de productos necesarios, verán como sus vidas darán un giro con la muerte de uno de ellos y la llegada de una nueva compañera.

De desarrollo lento porque así lo merece, la película se centra en el sentido de disfrutar de las cosas esenciales de la vida sin tener más de lo necesario para vivir, deteniéndose en las escenas donde los pequeños detalles se hacen grandes. Haciéndose valer por las buenas interpretaciones del trío de veteranos actores, la directora canadiense nos lleva por este sensitivo y sentimental último viaje.

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario