• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

Alone in the Night

Contundente drama con aires de noir y estilo grindhouse...

Caratula
  • Título original: Yoru ga mata kuru
  • Director: Takashi Ishii
  • Guión: Takashi Ishii
  • País: Japón Año: 1994 Duración: 109 min.
  • Música: Goro Yasukawa  Fotografía: Norimichi Kasamatsu
  • Compañía: King Record, New Century Producers
  • Intérpretes: Yui Natsukawa, Jinpachi Nezu, Toshiyuki Nagashima, Noriko Hayami, Daisuke Iijima, Junko Miyashita, Kippei Shiina, Naoto Takenaka, Minori Terada, Tetsu Watanabe, Kimiko Yo
  • Género: Thriller, Drama
Sinopsis
Un policía infiltrado en la mafia está investigando un asunto de tráfico de drogas para intentar llevar a prisión a los implicados, pero es descubierto y acaba siendo asesinado sin contemplaciones. Para más inri, al no aparecer uno de los alijos, se presentan en su casa para removerla de arriba abajo, violando y maltratando a su mujer que se encuentra aún de luto...

Este thriller se podría enmarcar perfectamente como un rape and revenge en toda regla, pero tal y como se me iba asentando durante su visionado, preferiría decir que se trata de un oscuro drama dentro de un áspero y contundente noir. La historia que une a los dos protagonistas va contrastando entre la perdición y la esperanza, las cuales van cambiando de un individuo a otro a medida que avanza el recorrido por la misma, profundizando cada vez más en los personajes hasta su eclosión final.

Y es que aparte del desolador relato, el director aprovecha toda una serie de recursos estilísticos más habituales de un videoclip que de una película, para contárnosla y darle aún más énfasis a lo que sucede, con un aire general más de sesión grindhouse de los setenta que de la época en que se rodó. Tampoco escatima ser explícito (como es habitual en este director), mostrando sin tapujos tanto las escenas eróticas como las de violencia y dándole un aspecto aún más sucio. Al fin y al cabo, la carrera de Ishii como dibujante de manga con historias para adultos de este tipo es lo que se puede apreciar en sus películas.

Remarcar tanto el fantástico papel que hace Jinpachi Nezu, tan expresivo como en su época bajo las órdenes de Kurosawa y comiéndose la pantalla en cuanto aparece, como el de Yui Natsukawa haciendo de femme fatale con ese punto de debilidad que muestra en algunos tramos del relato. Una fantástica combinación que hace aún más atractiva esta película, la cual aún girando entorno al submundo yakuza, profundiza mucho más en los sentimientos de esta pareja.

También la banda sonora de Goro Yasukawa merece especial atención, ya que esos ritmos alocados en los que mezcla cuerdas con percusiones se hacen notar más que suficiente durante las escenas más significativas. Una combinación que junto a los recursos estilísticos antes mencionados hacen que el apartado audiovisual también suba la nota. En definitiva, una muy entretenida película tanto para el que guste del cine asiático como para el que disfrute de un buen noir.

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario