• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

The Human Vapor

El fantasma del kabuki...

Caratula
  • Título traducido: Gasu ningen dai 1 gô
  • Director: Ishirô Honda
  • Guión: Takeshi Kimura
  • País: Japón Año: 1960 Duración: 92 min.
  • Música: Kunio Miyauchi  Fotografía: Hajime Koizumi
  • Compañía: Toho Company
  • Intérpretes: Tatsuya Mihashi, Kaoru Yachigusa, Yoshio Tsuchiya, Keiko Sata, Hisaya Itô, Yoshifumi Tajima, Yoshio Kosugi, Fuyuki Murakami, Bokuzen Hidari, Takamaru Sasaki, Minosuke Yamada
  • Género: Ciencia Ficción
Sinopsis
Se han cometido robatorios en dos de los bancos más importantes de Tokio y no se sabe quien ha podido ser. La policía junto a la prensa intentan identificar al delincuente, pero les es imposible con las pocas pistas que tienen. Todo parece indicar que una actriz puede ser la que esté detrás de los delitos, pero al seguirla descubrirán que estaban errados...

Desconocía por completo esta película, igual que algunas otras que produjo Toho referenciando a los clásicos de la Universal, donde hacían una reimaginación usando ese estilo que tanto les caracteriza. El detonante que me ha hecho llamar la atención es que ésta está realizada por el maestro del kaiju Ishiro Honda y secundada con los efectos especiales de su compañero de viajes Eiji Tsuburaya. Aún sin hacer uso de ninguna criatura gigantesca, el atractivo de tener como elemento fantástico a una persona mutante se hace irresistible, sobretodo si tiene un nombre tan curioso como el de El hombre vapor (o Gas-man en la propia película)...

La única pega es que la versión que he podido ver es la recortada, editada y maltratada por algún productor estadounidense que la exportó para ser proyectada en alguna sesión doble Grindhouse. Según he podido leer hay diferencias bastante sustanciales con la original, sobretodo referentes al montaje, donde cambia el sentido de la historia e incluso la dota de otro ritmo. Por ejemplo, si en esta versión al hombre vapor lo conocemos durante el primer tercio de la película, en la no retocada nos mantiene en vilo hasta el final, el cual, eso sí, mantienen intacto. Aparte, esta alteración provoca que algunas escenas se corten secamente, creando fallos de racord y cercenando su continuidad.

De todas formas, y en espera de poder hacer comparaciones una vez vea la original, he de decir que la película no está tan mal como la pintan en algunas reseñas. Si antes comentaba que ésta es una de aquellas que beben directamente de los clásicos de la Universal, se puede decir que tiene un parecido razonable con El fantasma de la ópera. La motivación de gas-man por conseguir dinero fácil es provocada por la admiración que tiene hacia su adorada actriz de kabuki, la cual vuelve a subirse a los teatros tras muchos años de inactividad para realizar la gran obra final, desembocando en un trágico fin de fiestas.

Y es que al final, las pocas veces que aparece nuestro hombre mutante en pantalla nos deja con ganas de más, pensando que quizá no se haya explotado todo lo que se podía. El fantástico trabajo que realiza Tsuburaya para darle forma (y quitársela) a nuestro protagonista es sensacional, pero se le da más importancia a todo lo que rodea su misterio, sobretodo a la investigación que realiza la policía para dar con él. Pero bueno, durante la hora y media que dura se pueden degustar unos cuantos buenos momentos, sobretodo el del fantástico final...

En definitiva, una de esas películas que te topas por casualidad y que hacen que tires de la cuerda para ver otras tantas que estén relacionadas con ella, en la que se puede disfrutar de una ciencia ficción sin los recursos actuales pero mucho más solvente que cualquier producción de hoy día..

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario