• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

The Barn

Ni la Quigley la salva de la quema...

Caratula
  • Título traducido: The Barn
  • Director: Justin M. Seaman
  • Guión: Justin M. Seaman
  • País: Estados Unidos Año: 2016 Duración: 90 min.
  • Música:   Fotografía: Zane Hershberger
  • Compañía: Nevermore Production
  • Intérpretes: Mitchell Musolino, Will Stout, Lexi Dripps, Cortland Woodard, Nikki Howell, Linnea Quigley, Nickolaus Joshua, Ari Lehman, Ryan Nogy, David Hampton, James Weldon, Justin M. Seaman, Rik Billock
  • Género: Terror
Sinopsis
Sam y Josh siguen obsesionados con la fiesta de Halloween, pero lo peor es que aún estando en el último curso de instituto, siguen comportándose como niños asustando a los más pequeños. Esto les llevará hacia un castigo que, al intentar cumplirlo a su manera, les llevará a vivir una pesadilla muy real...

Es fascinante cómo se puede llegar a explotar tanto una tendencia, hasta el punto en que todo lo relacionado con ella comience a hacerse cansino y genere rechazo solamente con tener unas pinceladas previas. Un caso de ello es este proyecto subvencionado a través de una plataforma de micromecenazgo, en la cual se anunciaba la producción de este slasher con aires retro que prometía trasladarnos de nuevo a los ochenta. El caso es que, dentro del mismo paquete, aprovechaban para vender todo tipo de merchandising como si de un gran pelotazo se tratase, esperando respuesta de todos aquellos que vivimos la época en nuestra infancia y que ahora nos dejamos arrastrar por esta ola de sentimentalismo...

Y es que mucho más lejos de la realidad, y sin saber el éxito que hayan podido tener más allá de que se llegara a completar la financiación mínima requerida, el producto definitivo es un ejemplo más de esta parodia que estamos viviendo. No digo que los autores no le hayan puesto todo el cariño del mundo, que se nota por la barbaridad de clichés que le han añadido, sino por la calidad final que el producto ofrece, que aunque sea independiente y de bajo presupuesto, eso no es ninguna excusa para que sus defectos sean aceptados y la demos por válida.

Ya desde los primeros minutos se puede apreciar el tono que va a tener, que en cierta manera, podría llegar a ser incluso hasta divertido si se jugasen bien las bazas. Pero es que con cada acto que vamos pasando la cosa va a peor, siendo un cúmulo de situaciones encadenadas que no hacen sino mancillar los originales de donde se han extraído. El triunvirato asesino no es nada atractivo al espectador, así como las escenas que deberían ser más violentas, que se quedan en la mayoría de casos a medio gas. Una combinación poco convincente para que tenga que soportar el resto de la historia, ya de por sí irrisoria.

Así pues, cada vez me es menos extraño que al decidir ver una película de este tipo, mis primeras opciones sean las de recuperar algún gran éxito del pasado, ya que sé que no me va a defraudar y que me lo pasaré igual de bien las mil veces que la vea. Esto no pasa ni pasará con la nueva hornada, ya que igual que esta, se elimina del repositorio mental una vez aparecen los créditos finales... 

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario