• Twitter
  • Mail
Por
alberTTo

Sitges 2017 ~ Día 1

Una vez más, volvemos al festival de festivales que este año celebra su 50º aniversario por todo lo alto, teniendo como leitmotiv para esta edición a uno de los máximos iconos del terror de todos los tiempos, Drácula. Con una programación que a priori pinta bastante bien, ayer se daba el pistoletazo de salida con la película inaugural de manos del padrino por excelencia, The shape of water de Guillermo del Toro
El director mexicano lo ha vuelto a hacer. Ha creado otro fantástico cuento que nos ha envuelto en su atmósfera durante las dos horas de duración que tiene la película. Desde la muy conseguida ambientación y con unas actuaciones extraordinarias, Del Toro nos emociona con una historia de amor nada convencional que va más allá del propio relato, haciendo crítica de la intolerancia y de una sociedad con una mentalidad que aún perdura a día de hoy. Todo ello sin cortarse un pelo y mostrando sin tapujos todo lo necesario para el desarrollo de la historia. Una auténtica obra de arte.

La siguiente del día fue Science Fiction Chapter One: The Osiris Child de Shane Abbess.
Decepción. Ese es el término con el que defino esta película de la cual esperaba algo más que una simple historia adornada con unos cuantos efectos especiales. El guión se pierde por momentos con un desorden que provoca el desinterés del espectador, cargado de escenas irrelevantes para su desarrollo. Tampoco ayuda el no muy logrado trabajo de los actores, los cuales pasan desde la sobreactuación hasta la poca credibilidad de sus interpretaciones. Todo el diseño de producción, el trabajo con la cámara e incluso hasta la banda sonora no terminan de cuajar. En definitiva, una película fácilmente olvidable de la cual se intuye que habrá continuación. Ya veremos.

Y cambiando de tercio pasamos al primer documental de esta edición, 78/52 de Alexandre O. Philippe.
La película se centra principalmente en la famosa escena de la ducha de una de las obras maestras del cine de suspense, Psicosis de Alfred Hitchcock., aunque va abriendo sus miras para describirnos lo que supuso esta película para la sociedad de aquel entonces. A partir de conversaciones y entrevistas con diversas entidades del mundo cinematográfico, nos irán haciendo un análisis del por qué de cada plano y la repercusión que tuvo en el espectador, dándonos a descubrir cosas que muchos de nosotros desconocíamos por completo.

Y para finalizar, The Endless de Justin Benson y Aaron Moorhead.
Esta es una de esas películas que sorprenden por lo bien que se aprovechan los pocos recursos de que disponen. Un intento de aportar algo nuevo al cine de género que además funciona realmente bien, manteniendo expectante al público desde el inicio con una historia que va más allá de su leitmotiv, las sectas o comunas. Su desarrollo va adquiriendo cada vez más complejidad a medida que avanza, desvelando nuevos retos argumentales que desembocan en un final algo predecible. Aún así, el resultado final es bastante notable, quedando una película fresca y apetecible.

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario