• Twitter
  • Letterboxd
  • Mail

TerrorMolins 2019 ~Día 1

Ayer se daba el pistoletazo al ya veterano Festival de Cine de Terror de Molins de Rei - TerrorMolins que con ésta son 38 ediciones las que lleva a sus espaldas. Este año, como ya se anunció en su momento, está dedicado al surrealismo, celebrando el 90 aniversario de la creación de una de las películas más influyentes y controvertidas del panorama internacional, con la cual se abría la gala de inauguración, Un chien andalou (1929) del gran director Luís Buñuel, que junto a Salvador Dalí realizaron esta rareza convertida desde su gestación en obra de culto.

La película, ideada a partir de una conversación entre los dos artistas en la que se comentaban algunos de los extraños sueños que habían tenido, se despeja de cualquier trama o guión para mostrarnos secuencias de imágenes que irán desde la provocación hasta la perturbación, en un viaje donde el espectador se tiene que dejar llevar sin intentar buscar razonamiento alguno.

Para esta proyección, la organización había encargado crear una pieza musical al artista Adrià Bofarull, el cual estuvo presente tocándola en directo por primera vez en público.

Acto seguido se pasó a la presentación y posterior pase de la película inaugural, estreno internacional en este Festival traído directamente desde Italia. Se trataba de In the trap, del director Alessio Liguori.

Aún contando con que la película prescinde de un considerado presupuesto y sin hacer reparo en ello, la verdad es que no pasa del mero entretenimiento. La historia nos habla de Philip, un joven que tras un trauma sobrenatural infantil se aferra a la religión para seguir adelante con su vida. Ya de mayor, los fantasmas del pasado volverán y se verá implicado en una nueva y aterradora experiencia.

Y es que tras un prometedor inicio y la claustrofóbica puesta en escena que nos propone sin salir prácticamente de un pequeño piso, la película se va yendo por derroteros inconexos hasta un desenlace demasiado abierto como para salvar el conjunto. Aún apoyándose en elementos clásicos como travellings insinuantes, sustos a golpe de altavoz y alguna que otra escena de terror más explícito, la locura a la que lleva a nuestro protagonista que se debate entre religión, amor y demencia no acaba de cuajar, apreciándose además una descompensación entre las interpretaciones de los actores que la acaba desequilibrando del todo.

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario