Jurassic World: Fallen Kingdom

Bayona le aguanta el pulso a las majors...

Caratula
  • Título traducido: Jurassic World: El reino caído
  • Director: J.A. Bayona
  • Guión: Colin Trevorrow, Derek Connolly
  • País: Estados Unidos Año: 2018 Duración: 128 min.
  • Música: Michael Giacchino  Fotografía: Óscar Faura
  • Compañía: Amblin Entertainment, Universal Pictures
  • Intérpretes: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, James Cromwell, Rafe Spall, Toby Jones, Justice Smith, Daniella Pineda, Ted Levine, Geraldine Chaplin, Jeff Goldblum, B.D. Wong, David Olawale Ayinde, Bobbi Jo Hart, Daniel Stisen, Robert Emms, Kamil Lemieszewski, Michael Papajohn
  • Género: Ciencia Ficción, Aventuras
Sinopsis
Han pasado tres años desde que el parque temático Jurassic World cerró sus puertas tras los graves incidentes acontecidos, dejando a los dinosaurios a su propia suerte para que continúen con el ciclo vital. Pero ahora se cierne un nuevo peligro sobre la Isla Nublar y las especies que viven allí, debido a la reciente actividad de su volcán. Para evitar una nueva extinción, Claire y Owen serán contratados por Lockwood para gestionar la migración de los mismos hacia un nuevo santuario...

La verdad es que desde que se anunció a Bayona como director de la segunda entrega en esta nueva era de la franquicia jurásica, no las tenía todas conmigo. Por una parte me alegraba de que diese ese (merecido) salto en su carrera cinematográfica, pero por otra me sentía reticente al pensar que podía ser otro movimiento más de las majors para tener un director dummy que trabajase a sus órdenes, sin tener la oportunidad de imprimir su huella personal, que a estas alturas ya es bien distinguida. Errado pues iba yo, ya que una vez vista, a parte de dejarme más que satisfecho con el resultado, veo que sigue siendo tan Bayona como el resto de sus trabajos...

Y es que quizá este sea uno de sus trabajos más delicados, ya que solamente por el hecho de continuar una saga que Spielberg inició hace veinticinco años, del cual dice estar muy influenciado y al que presenta mucho respeto, ha de suponer una barrera emocional (y de responsabilidad) que hay que romper para poder gestionar correctamente el desarrollo de la película. Pero según sus comentarios, el haber trabajado al lado del Rey Midas (productor ejecutivo de la película) ha sido una muy grata experiencia, tanto por la libertad de movimientos como la facilidad de trato.

Así pues, para mí, el resultado ha sido mucho más gratificante de lo esperado. Basándose en un guión de Trevorrow y Conolly que quizá no sea tan potente, el director ha sabido sacarle el mayor jugo posible. Comenzando con un primer tercio donde recupera sensaciones de la trilogía iniciática ofreciendo un gran cine de acción y aventuras (y alguna que otra lagrimilla, como no), el resto de la película es sencillamente una oda al terror clásico, teniendo como protagonista total al monstruo, al dinosaurio, a la nueva creación, con referencias a los grandes mitos del cine fantástico. La ambientación tan lograda junto a la obra musical de Giacchino, consiguen que el espectador se mantenga en alerta hasta el final de la misma.

Además, y sin desvelar nada, esta nueva película aporta dilemas en los que quizá no se había profundizado tanto en las anteriores. Desde el jugar a ser Dios con las abominaciones (o no) creadas a partir de la modificación del código genético, hasta hacer honor a su título abriéndose camino más allá del aislado parque temático, donde hasta ahora se habían desarrollado las entregas anteriores. Es un nuevo punto de inflexión que sienta las bases para lo que está por venir y en lo que ya se está trabajando. Esperemos que sea, como mínimo, tan entretenida como esta...

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario