Black Panther

El blaxploitation también tiene hueco...

Caratula
  • Título traducido: Black Panther
  • Director: Ryan Coogler
  • Guión: Joe Robert Cole, Ryan Coogler, Jack Kirby, Stan Lee (original)
  • País: Estados Unidos Año: 2018 Duración: 134 min.
  • Música: Ludwig Göransson  Fotografía: Rachel Morrison
  • Compañía: Marvel Studios, Walt Disney Pictures
  • Intérpretes: Chadwick Boseman, Lupita Nyong'o, Michael B. Jordan, Andy Serkis, Angela Bassett, Forest Whitaker, Danai Gurira, Winston Duke, Daniel Kaluuya, Florence Kasumba, Letitia Wright, Stan Lee, Sterling K. Brown, Martin Freeman, Phylicia Rashad, Sydelle Noel
  • Género: Acción, Aventuras
Sinopsis
Tras ser asesinado el actual rey de Wakanda, el país necesita un nuevo líder que lo gobierne, con lo que el sucesor directo, su hijo, es proclamado nuevo monarca y defensor del pueblo. Pero ahora aparecerán asuntos que no se resolvieron en el pasado y que pondrán en jaque su estabilidad, sobretodo por la revelación al mundo de su secreto mejor guardado, el Vibranium...

Tras algún que otro intento nada fructífero por llevar este personaje a la gran pantalla (hablando del mejor Wesley Snipes en los noventa), no ha sido hasta ahora en que Marvel ha querido introducirlo dentro de su MCU. Sin tacharla de oportunista, creo que en este momento y con el entorno que estamos viviendo tanto social como políticamente hablando, ha sido el más idóneo para introducir a Black Panther al público, ya sea seguidor o no, provocando un tremendo taquillazo que la coloca en los puestos más altos como mejor estreno histórico...

Digo esto porque la película en sí no es muy diferente a las ya vistas dentro de este universo, inclusive bajo mi punto de vista tampoco estaría dentro de las más top, con lo que el éxito cosechado se lo atribuyo sobretodo a los temas que se tratan, al exotismo del entorno y a la diversidad racial de sus personajes. Casi que se estaba pidiendo a gritos esta especie de blaxpoitation de superhéroes Marvel y con esta entrega parece que nos ha satisfecho a la gran mayoría.

La película es muy entretenida, con esa fusión entre lo tribal y lo futurístico que la hace diferente a lo visto hasta ahora. El patrón por la que se ha cortado es claramente influenciado por el espía por excelencia, James Bond, donde todas las escenas de acción nos recordarán a él, incluso hasta por ese binomio formado con la hermana del protagonista, muy al estilo del agente Q. Pero lo realmente genial es el aspecto tan pulp de cine de aventuras que sale a relucir en algunos tramos, y es que la película va saltando entre géneros sin despeinarse.

Por otra parte, digamos que la otra mitad de la película, la que se centra en en los aspectos de la diplomacia real, es casi más interesante que el cine espectáculo. Es una clásica historia monárquica de celos, odio y poder, con un mensaje de trasfondo que parece ser emitido para que lo escuchen las actuales cabezas mandatorias que gobiernan este planeta. Todo un discurso que para mí es lo que ha provocado realmente ese éxito casi inesperado...

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario