The Open

El tenis lo es todo...

Caratula
  • Título traducido: The Open
  • Director: Marc Lahore
  • Guión: Marc Lahore
  • País: Francia Año: 2015
  • Música: Ddamage, Jean-Baptiste Hanak  Fotografía: Marc Lahore
  • Compañía: Village42, Bruit Blanc, Ring Ring Ring, Rubykub, KGB
  • Intérpretes: James Northcote, Maia Levasseur-Costil, Pierre Benoist
  • Género: Drama, Ciencia Ficción
Sinopsis
Ha estallado la guerra mundial y la carrera de Stéphanie se ha visto interrumpida en su momento más álgido. Estaba preparando el que iba a ser su Grand Slam, el que la iba a encumbrar hasta la cima del ranking. Pero la desolación no detendrá su motivación y seguirá entrenando con su coach para mantener el nivel al máximo, aunque de una forma no muy convencional...

Mucha gente desconoce la dificultad que conlleva rodar una película independiente, sobretodo cuando se está tan limitado de medios y personal como le ha pasado a este joven director, escritor, editor,... Marc Lahore nos contaba de forma muy cercana en rueda de prensa, todo el proceso que se llevó a cabo para realizar el que ha sido su primer largometraje. La verdad es que es desalentador pensar que tienes que superar tantas dificultades (incluyendo hasta las que no se pueden prever, como las metereológicas) para poder sacar adelante un proyecto personal de estas características. Pero la verdad es que puede estar orgulloso del trabajo realizado, ya que merece bastante la pena...

Y es que la película ha tenido el reconocimiento en los muchos festivales por los que ha pasado, siendo galardonada con varios premios tanto en el apartado técnico como en el artístico, incluyendo alguno como el obtenido en Fantasporto, donde se llevó el gato al agua a la mejor película. Sórdida en su ambientación y con tan sólo tres actores para interpretar el guión, el surrealismo de la situación es una mera excusa para introducir y desarrollar a unos personajes que nos cuentan una historia de superación. El camino para aceptar el surrealismo en que está sumergido la pareja inicial, lo haremos junto al tercer protagonista, ya que irá entrando en su juego poco a poco hasta llegar a involucrarse completamente y formar parte de su pequeño mundo imaginario. Una transformación que ayudará también al espectador a aceptar las bases de la película y centrarse solamente en las relaciones entre ellos, que es lo que más destaca de este filme.

Unas actuaciones muy bien logradas llevan todo el peso de la carga dramática durante la hora y media que dura el largometraje, haciendo que sea uno de los mayores atractivos que tiene. El otro pilar, para mi gusto, es la genial fotografía que compone todos los elementos dentro de la pantalla. Con una colorimetría en tonos sepia, el paisaje del norte de Escocia hace que sea un magnífico escenario para el desarrollo de la película. Todo ello sin el uso de efectos ni otras parafernalias que puedan contaminar la atmósfera, hacen que la película vaya pasando a un ritmo pausado pero interesante en su contenido hasta llegar al final, donde el raciocinio toma presencia en este mundo imaginario. En definitiva, una película que me ha sorprendido muy mucho y que se merece como mínimo un visionado. Eso sí, quizá no sea plato para todos los gustos...


btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario