• Twitter
  • Mail
Por
alberTTo

Prey

Siempre hay una presa a la que dar caza...

Caratula
  • Título traducido: Predator: La presa
  • Director: Dan Trachtenberg
  • Guión: Patrick Aison
  • País: Estados Unidos Año: 2022 Duración: 99 min.
  • Música: Sarah Schachner  Fotografía: Jeff Cutter
  • Compañía: 20th Century Studios, Davis Entertainment, Disney+
  • Intérpretes: Amber Midthunder, Dane DiLiegro, Stefany Mathias, Stormee Kipp, Dakota Beavers, Harlan Blayne Kytwayhat, Geronimo Vela, Mike Paterson, Nelson Leis, Troy Mundle, Kyle Strauts
  • Género: Ciencia Ficción, Acción
Sinopsis
A Naru no le motivan los quehaceres de las mujeres de su tribu comanche, ella lo que quiere es ser cazadora, como su hermano. Pero para lograrlo hay que completar el adiestramiento que rige su cultura, dando caza a un feroz depredador elegido por ella. Justamente se topará con el más fiero de todos en su primera visita a la Tierra...
20th Century Studios
Tras la compra por parte de Disney de la Fox, se veía venir que no tardarían mucho en recuperar las mejores franquicias que ha dado esta cinematográfica al mundo del séptimo arte, tocándole ahora el turno a Predator, un mito del cine de los ochenta que ha ido teniendo sus secuelas a lo largo de estos años, con sus más y sus menos, y que en esta nueva entrega nos presentan la precuela a todas ellas, el año cero en el que el alienígena visitó la Tierra por primera vez...

La historia se ubica a mitad del siglo XVIII en la estepa americana, donde una tribu comanche vive plácidamente con sus quehaceres diarios. Nuestra protagonista se presenta ya con rebeldía, queriendo salir de lo estipulado por el patriarcado y soñando con ser cazadora algún día. Aquí ya vemos un primer pilar de lo que aporta esta película: el empoderamiento de la mujer buscando la paridad con la figura masculina en la distribución de las tareas.

A partir de aquí, la aventura de Naru por alcanzar su meta pasa por dar caza al enemigo del espacio exterior, pero topándose por el camino con varias de las amenazas ya existentes en el planeta, como son los animales más fieros y dominantes así como la peor de todas, los colonos franceses que están dando caza a los bisontes para la extracción de sus pieles. Este es el otro pilar en el que se centra, ya que veremos cómo los cazadores o depredadores también tienen su momento en el que se convierten en presa. Una rueda que irá girando hasta que por fin se topen el uno con el otro cara a cara, para demostrar quién es el más dominante.

Así pues, con un sinfín de matices y guiños tanto a las anteriores entregas de la franquicia como a otros clásicos del género, la película (en contra de mi predisposición antes de verla), es un fantástico ejercicio de entretenimiento y de amor a la bestia. Sin caer en despropósito alguno, y siempre salvando alguna que otra incoherencia, el conjunto de director y guionista nos arrojan aire fresco para que los más veteranos quedemos satisfechos y los más jóvenes queden atraídos por ella. Todo un logro hoy día.

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario