Solo: A Star Wars Story

Y la Fuerza nos sigue acompañando...

Caratula
  • Título traducido: Han Solo: Una historia de Star Wars
  • Director: Ron Howard
  • Guión: Lawrence Kasdan, Jon Kasdan
  • País: Estados Unidos Año: 2018 Duración: 135 min.
  • Música: John Powell  Fotografía: Bradford Young
  • Compañía: Lucasfilm, Walt Disney, Allison Shearmur, Imagine
  • Intérpretes: Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Donald Glover, Woody Harrelson, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge, Warwick Davis, Clint Howard, Paul Bettany, Richard Dixon, Joonas Suotamo
  • Género: Ciencia Ficción, Aventuras
Sinopsis
El joven Han tiene su mirada más allá de su precaria vida de pillería en el planeta Corellia: desea ser piloto estelar para visitar los confines del Universo con su propia nave. La imposibilidad de salir sin una identificación para ello es el único escollo que le separa de su sueño, pero ahora ha conseguido un botín muy jugoso con el que podrá negociar su escapada...

La promesa que dio Disney a los fans de tener cada año una entrega del universo Star Wars la está cumpliendo con determinación. Otro tema es el coste que le está suponiendo, más allá del aspecto económico, ya que parece que nadie está contento con nada desde que empezó su aventura con Star Wars: The Force Awakens (J.J. Abrams, 2015). Con esta última entrega ha aumentado la polémica incluso durante su producción (aún sin ver el resultado, como siempre), espoleada sobretodo tras los cambios sufridos en la escritura y dirección de la misma, la cual cayó definitivamente en manos de los Kasdan y Ron Howard respectivamente. Dicha polémica, por cierto, continuó tras su pre-estreno y su proyección en el pasado Festival de Cannes, donde los comentarios de los medios de comunicación profesionales no auguraban mucha esperanza al espectante fan...

Y es que parece que no aprendemos y que nos empeñamos una y otra vez en dejarnos influir por la inmensa nube de comentarios que nos inundan, o remitirnos a comparaciones con lo que un día fue algo espectacular y sorprendente como la trilogía que comenzó en el 77, tanto para encontrar similitudes como para rechazar los nuevos caminos emprendidos. Y me temo que siempre va a ser así, seguro. Mi consejo es sencillamente dejarse llevar por la nueva ola, ya que todo aquello no va a volver jamás. Cada película tiene su momento y lo que nos toca ahora es esta nueva etapa, guste más o guste menos, tenga fallos o no, pero creo que el que realmente es fan de la mayor space opera de la historia del cine se puede adaptar fácilmente.

Dicho esto, y una vez vista la película, he de decir que me lo he pasado muy bien (igual que en todas las anteriores, por supuesto). Este nuevo spin-off, que toma como referencia al contrabandista y forajido más famoso de la saga, Han Solo, nos llevará por un viaje donde asistiremos al origen y creación de este mito. Menos seria que Rogue One (Gareth Edwards, 2016), ésta es pura aventura, acción y mucho humor, durante las más de dos horas que dura. Tampoco conecta de forma tan directa con la saga principal, sino que aquí funciona a base de pequeños elementos y detalles que aparecieron en algún momento del espacio-tiempo dentro de toda la historia. Veremos el inicio de su relación con Chewbacca, con Lando Calrissian, con el Halcón Milenario e incluso hasta nos contarán cómo llego a cruzar el Corredor Kessel en doce parsecs...

Quizá otro de los factores más complicados era el de escoger a los actores para reencarnar a estos famosos personajes, los cuales ya forman parte de nuestras vidas, aunque hay que decir que solventan el papel sin problemas. Ehrenreich no se deja abrumar por interpretar al tan característico Han Solo de Harrison Ford, e incluso le aporta alguna que otra pincelada propia. A Emilia Clarke y Woody Harrelson se les nota cómodos en un registro ya conocido por ellos, lo cual no debería dar problemas, y Paul Bettany como malote le sienta bastante bien.

En cuanto a la estética visual, es espectacular. Aún utilizando tecnologías de hoy día, nos transporta a la década de los setenta con una ambientación muy, muy conseguida. Igualmente, las diferentes localizaciones que se visitan para representar los planetas a los que viajan son de lujo, casi sin tener que sobresaturar de cgi los escenarios. Todo el conjunto es un regalo para el aficionado. Igual que la banda sonora, orquestada por John Powell que aún basándose en las tradicionales sintonías de John Williams, le da el ritmo adecuado en cada escena. Así que qué más se puede pedir, sino que esperar al año que viene la siguiente entrega de este maravilloso universo que es Star Wars...

btemplates
0 Comentarios :
Publicar un comentario