Festival Nits 2018 Libro temático

La obra se presentará en la 15a edición del Festival Nits de cinema oriental de Vic en la que se rinde homenaje a una de las grandes estrellas cómicas del cine chino y de Hong Kong con una retrospectiva de sus filmes de culto.

Stephen Chow ha dirigido y protagonizado grandes éxitos como Desde Pekín con Amor (1994), Shaolin Soccer (2001), Kung Fusión (2004), CJ7 (2008) o The Mermaid (2016). Este libro descubrirá a los cinéfilos la carrera de Chow desde sus inicios en la televisión, sus años de gloria al lado de directores como Wong Jing, Jeff Lau o Johnnie To, y su consolidación como el actor y director más taquillero del cine chino. La obra revisará toda su filmografía y las herramientas con las cuales ha conseguido crear un estilo propio de cine espectáculo muy vinculado al deporte, leitmotiv del Festival Nits.

Los Nitómanos pueden acceder aquí para participar en el Verkami que hará posible la publicación de esta nueva obra editada por el Festival Nits de cinema oriental de Vic. En este enlace se detallan las diversas opciones de recompensa que pueden obtener los participantes y que incluyen camisetas, bolsas, otras publicaciones, pases, etc.

El libro, escrito por Domingo López, contará con ilustraciones originales de Mr. Yuen Tai-Yung, el creador de más de 200 carteles de películas emblemáticas de la época dorada del cine de Hong Kong (de 1975 a 1992). Yuen Tai-Yung visitó Vic durante la última edición del Festival Nits para presentar el documental sobre su vida, The Posterist (Hui See-Wai, 2016), y ha cedido dibujos inéditos de Stephen Chow para esta edición, uno de los cuales ilustra la portada del libro.

Stephen Show! El cine espectáculo de Stephen Chow es el cuarto libro de la Biblioteca FesNits, una colección que el Festival inició el año 2015 y que anteriormente ha tratado el western asiático (Wild Wild East), el cine de monstruos (Kaijû! Quadern de camp) y las actrices del cine de acción (Kung Fu Girls!). Estas publicaciones aún pueden adquirirse a través de la página web del Festival.

Fant 2018 ~ Palmarés

El Jurado de la XXIV edición del Festival de Cine Fantástico de Bilbao – FANT 24, integrado por el escritor y guionista, Joanes Urkixo; el realizador donostiarra Koldo Almandoz, y la periodista especializada en cine Janire Zurbano ha otorgado el Premio FANT 2018 a la Mejor Película, al largometraje Mayhem (Joe Lynch, 2017).
El jurado de FANT se ha decantado por este film por su incorrección política, por saber revisar el género de los zombis de una forma original y por su escenificación dentro de un espacio cerrado que lleva a una crítica salvaje del capitalismo. El protagonista es Derek Cho, que después de ser despedido injustamente de su trabajo, descubre que el edificio del bufete está en cuarentena por un misterioso y peligroso virus. El caos irrumpe en la oficina cuando las víctimas de la enfermedad comienzan a actuar siguiendo sus impulsos más salvajes.

En el apartado de cortometrajes, el jurado ha concedido el premio al Mejor Cortometraje al trabajo Bailaora (Rubin Stein, 2018). El tribunal se ha decantado por este trabajo de ficción por su apuesta visual única y su sorprendente, original e hipnótica mezcla de géneros.

El galardón al Mejor Cortometraje Vasco, según el criterio del jurado, ha sido para el trabajo de ficción Ziren (Aitzol Saratxaga, 2017), que han justificado en el acierto de su ritmo pausado a pesar de ser una propuesta de género y arriesgarse a reflexionar sobre la existencia del alma. Como novedad, esta edición la Unión De Actores Vascos – Euskal Aktoreen Batasuna ha fallado un premio a la Mejor interpretación de cortometrajes vascos. El galardón se ha concedido por unanimidad a Fernando Albizu por su papel en Aprieta pero raramente ahoga (David Pérez Sañudo, 2017), por defender un personaje complejo y ofrecer una mezcla de humor-ternura- terror manteniendo el objetivo del personaje claro sin caer en la caricatura y manteniendo una aparente cotidianidad que resulta creíble dentro de la atmósfera en la que se mueve.

Por su parte, el público de la presente edición del Festival de Cine Fantástico de Bilbao – FANT 24 ha votado como Mejor Cortometraje RIP (Albert Pintó y Caye Casas, 2017). El premio del Público a la Mejor Película de Sección Oficial ha sido para Tigers are not Afraid (Issa López, 2017).

Por su parte, el jurado de Panorama ha estado integrado esta edición por el cineasta Daniel Romero, la directora de videoclips, cortos y documentales, Mentxu Sesar, y la directora del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao – ZINEBI, Vanesa Fernández Guerra. El premio al Mejor Largometraje de Panorama ha sido para Dhogs, (Andrés Goteira, 2017), por ser una película poderosamente visual, cruda y muy directa, y sobre todo, por la invitación a la reflexión que nos hace sobre el consumo de violencia, ha explicado el jurado.

En el apartado de cortometrajes el premio ha sido para À Chacun Sa Malédiction (Lorène Yavo, 2017), por la creación de un universo especial y único, para hablar a través del fantástico de algo tan cotidiano como cercano. El jurado ha concedido además una mención especial al corto Bye Bye Baby (Pablo S. Pastor, 2017) por la impecable dirección y el uso de la estética a favor de una historia muy cinéfaga.

Fant 2018 ~ Día 4

Para dar comienzo a la jornada, por la mañana se pudo ver en el correspondiente pase para prensa la tercera película de los norteamericanos Justin Benson y Aaron Moorhead titulada The Endless, tras Resolution (2012) y Spring (2014). Vuelven de nuevo al escenario de aquella opera prima con la que sorprendieron al público, atando cabos con una nueva historia igual de atractiva.
Esta es una de esas películas que sorprenden por lo bien que se aprovechan los pocos recursos de que disponen. Un intento de aportar algo nuevo al cine de género que además funciona realmente bien, manteniendo expectante al público desde el inicio con una historia que va más allá de su leitmotiv, las sectas o comunas. Su desarrollo va adquiriendo cada vez más complejidad a medida que avanza, desvelando nuevos retos argumentales que desembocan en un final algo predecible pero bien encajado. Aún así, el resultado final es bastante notable, quedando una película fresca y apetecible.

Ya por la tarde, dentro de la sección Maestros del Fant, asistimos a la proyección de una de las piezas indispensables del cine de terror del recientemente desaparecido Tobe Hooper, La casa de los horrores (The Funhouse, 1981).

Quizá esta película no llegue a nivel de obra maestra como con La matanza de Texas (The Texas chainsaw massacre, 1974), igual que el resto de la obra de este irregular director que se queda a la sombra de esa gran pieza, pero es uno de sus trabajos iniciales que creo hay que reivindicar (como otros que tampoco fueron muy aceptados en su momento). La propuesta de trasladar la historia a un lugar de pública concurrencia como es un parque de atracciones, algo perfectamente viable y común para el espectador, vuelve a instaurar esa inquietud que reposa una vez vista. Esta vez, además, aboga más por insinuar que no por mostrar, con lo que la inquietud aún es mucho más grande. Así que, salvando las distancias, es una must see para aquellos que todavía no hayan tenido el placer.

Y como recta final, las últimas dos películas de la jornada. La primera de ellas, de ciencia ficción, con Salyut-7(2017) de Klim Shipenko.

Esta producción rusa cumple con su cometido y entretiene durante las dos horas que dura. Efectos comedidos mezclados con rodaje real en gravedad cero hacen que las imágenes en el espacio sean una delicia. Aparte, el humor con el que tratan algunas escenas se agradece para no caer en la monotonía, sobretodo cuando prácticamente toda la película se desarrolla en un mismo escenario. La verdad es que el realizador le saca buen partido a lo que podría ser una aburrida misión de rescate en el espacio, que aunque nos haga recordar a otras películas, la verdad es que tiene su toque propio.

Y para rematar el día, la producción coreana A day (2017) de Sun-ho Cho.

Trepidante película que parecía iba a ser una re-adaptación de Groundhog Day (Harold Ramis, 1993) pero que ha acabado siendo un thriller de pies a cabeza, manteniendo la expectación hasta el último instante. El cruce de historias y la tensión que se crea entre los personajes está muy bien confeccionada, así como las tramas que suceden durante los bucles temporales. Y como en casi todo el cine coreano, acaba todo bifurcando en un drama que no se resolverá a la primera de cambio.

También se pudo ver Downrange (Ryûhei Kitamura, 2017), Necronomicón (Marcelo Schapce, 2018) y Extraterrestrial (The Vicious Brothers, 2014).

Fant 2018 ~ Día 3

Comenzaba la jornada con el pase de prensa de una de las películas de origen nacional que está irrumpiendo dentro del género fantástico, la cual ya ha tenido muy buenas críticas en los festivales donde se ha proyectado, siendo galardonada, por ejemplo, con el Premio del Público en Sitges. Estamos hablando de Matar a Dios (2017), de Caye Casas y Albert Pintó.

Con un título tan directo, sobretodo en estos tiempos tan delicados que corren hoy día, esta comedia negra nos plantea el dilema de a quién salvarías si mañana la humanidad se extinguiese sin más. Claro, el ultimátum lo propone nada menos que Dios, y pondrá en jaque a una familia que se ha reunido para celebrar las navidades.

La propuesta es realmente divertida y tiene momentos de auténtico despiporre, gracias en gran parte a las fantásticas actuaciones que los cuatro protagonistas realizan. Y es que no solamente se trata de ese gran problema a resolver, sino que los asuntos personales que conciernen a cada uno de ellos son los que a mi parecer hacen subir el nivel. Por eso, tras el genial pelotazo inicial, la película va bajando la intensidad y se mantiene en un perfil en el que entretiene sin más, hasta llegar a su tramo final donde vuelve a despegar. Aún así, es una gran película y esperemos que tenga su merecida respuesta en las salas comerciales.

Y ya en sesión habitual para el público general, comenzábamos la tarde con la proyección de Replace (2017) de Norbert Keil.

Segunda película que vemos en este festival donde el leitmotiv se centra en la búsqueda de la eterna juventud, tras la proyección de Chimera en la segunda jornada. La diferencia con ésta radica en que aboga más por la estética y la belleza exterior, utilizando para ello medios más físicos y menos éticos, que por profundizar en la moralidad de lo que supone.

Esto mismo se traslada a la película en general, ya que aunque tenga una factura visual bastante llamativa, con mucho colorido y de aspecto futurista, la verdad es que el contenido en sí deja mucho que desear. Ni las escenas un poco más explícitas ni la (breve) actuación de la musa del terror Barbara Crampton hacen que la historia tengo un mínimo de atractivo para el espectador.

El siguiente turno era para la la opera prima de David Chirchirillo como director en el largometraje, Bad Match (2017).

Conocido por mí mas que nada en su faceta de guionista y sobretodo por sus últimos trabajos, The Collection (Marcus Dunstan, 2012) y Cheap Thrills (E.L. Katz, 2013), la verdad es que la película me ha sorprendido para bien. Utiliza como vehículo para desarrollar su historia las cada vez más abundantes aplicaciones de citas, poniendo sobre la mesa el debate del fin para lo que se usan.

Seguiremos la evolución que sigue nuestro protagonista, desde lo que para él es una situación inmejorable en la vida, hasta que se cita con una chica que le llevará por el camino de la perdición. Todo ese trayecto hasta el explosivo final hace que visite diferentes géneros, comenzando por la comedia, pasando por el thriller y acabando en el horror. Entretenida y sin aspavientos, la película es muy efectiva con los pocos elementos con los que trabaja.

Y como no, una vez más, había que entrar a sala para ver el último engendro del alocado y siempre ingenioso Norberto Ramos, ya habitual en el festival y que esta vez nos traía Call TV (2017).

He de confesar que de las películas suyas que he visto, ésta es quizá la que más me ha gustado. Tan sencillo como partir de las bambalinas de un Call TV al uso, al final acaba tejiendo una historia (surrealista) a su alrededor donde incorpora asesinatos, romances, venganza y sangre. Una locura cargada del humor más ridículo que tanto me gusta y con el que no baja la guardia en ningún momento. Muy entretenida.

Y aunque no hayamos asistido, el resto de la jornada se ha completado con las proyecciones de Tigers are not afraid (Issa López, 2017), la proyección de una copia restaurada de la magnífica y siempre actual La Matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974) y Les Affamés (Robin Aubert, 2017).

Fant 2018 ~ Día 2

Ayer se encarrilaba el festival en sus horarios habituales, ofreciendo películas y actividades a lo largo del día, tanto para los medios acreditados como para el público en general. Comenzaba la jornada con el pase para prensa de la producción mexicana Tigers are not afraid (2017) de Issa López.

Como una fuerte crítica social hacia la situación tan dramática que se vive en México, la escritora y directora nos trae una historia en la que acompañaremos a un grupo de niños en su viaje por sobrevivir a las fauces de la pobreza, el hambre y la delincuencia en un entorno que ya es hostil per se. Para ello se hace servir de un componente fantástico que servirá como guía para el desarrollo de la misma, introduciendo elementos digitales inteligentemente que ayudan a enfatizar algunas escenas concretas, escapando hábilmente del drama puro y duro.

La verdad es que ha gustado mucho y no me extrañaría que sea una de las candidatas a llevarse el gato al agua. El recorrido que Issa López lleva hecho con su película no es nada más y nada menos que de 24 premios recogidos, el más llamativo quizá el conseguido como mejor dirección en el Fantastic Fest de Austin, haciendo historia por ser la primera mujer a quien se lo otorgan. Este magnífico escaparate ha servido para que otras figuras del fantástico como Stephen King o Guillermo del Toro se hayan fijado en su trabajo, y no es para menos.

Continuaba por la tarde la jornada con la película de origen indio Chimera (2018), ópera prima de Maurice Haeems, el cual escribe, produce y dirige.

El argumento hace uso de la ya visitada lucha por conseguir descubrir el secreto de la eterna juventud, esta vez fundamentado más por la ciencia que por el esoterismo, a través de nuestro protagonista. Recluido en unas instalaciones apartado de la civilización, su meta es conseguir el antídoto que devolverá la normalidad a su mujer enferma y con el que también salvará a sus hijos de un futuro poco esperanzador. Por supuesto, sus avances se verán interrumpidos por diversos factores externos que le harán la vida imposible.

Y aunque la idea a priori sea bastante apetecible, la verdad es que su desarrollo tumba cualquier atisbo de, como mínimo, entretener. Lenta y muchas veces cayendo en el sinsentido, la película no acaba de encontrar nunca ese punto que atraiga al espectador, lapidándola aún más con unos extensos y soporíferos diálogos que emborronan del todo la trama.

A continuación entramos a ver la sesión de cortometrajes de la sección Panorama Fantástico, donde proyectaron los siguientes trabajos, la mayoría de producción nacional:

9 Pasos (Marisa Crespo Abril/Moisés Romera Pérez, 2017, España)
À chacun sa malédiction (Lorène Yavo, 2017, Bélgica)
Bye bye baby (Pablo S. Pastor, 2017, España)
El viatge (Alberto Evangelio, 2017, España)
L'ours noir (Méryl Fortunat-Rossi, Xavier Serón, 2015, Francia)
Lost face (Sean Meehan, 2016, Canadá)
Madres de luna (Alicia Albares, 2017, España)
Meiying MG-01 (Adrià Guxens, 2018, España)
Tetas (Alex Rey, 2017, España)

Y aprovechando que la proyección de la Sección Oficial ya se había visto en festivales anteriores, rematamos los cortometrajes a concurso con la sección Fant en corto, donde se pudieron ver los siguientes títulos:

72% (Lluis Quilez, 2017, España)
Bailaora (Rubin Stein, 2018, España)
El fotoviaje de Carla (Fran Gas, 2018, España)
Le jour ou maman est devenue un monstre (Joséphine Hopkins, 2017, Francia)
Milk (Santiago Menghini, 2018, Canadá)
Minotauro (Greg A. Sebastian, 2018, España)
RIP (Caye Casas, Albert Pintó, 2017, España)
Skickelsen (Out of the darkness) (Jonas Gramming, 2017,Suecia)
M.A.M.O.N. - Monitor Against Mexicans Over Worlwide (Alejandro Damiani, 2016, Uruguay)

Y para terminar la noche, una sesión doble clásica que homenajeaba al Maestro del fantástico de este año, Joe Dante, con nada menos que Gremlins (1984) y The Howling (1981). El director tuvo la gentileza de acudir a la sala para hacer una breve presentación previa a la proyección, comentando algún que otro detalle sobre las mismas.

Gran sesión cinéfila en la que el auditorio de los cines Golem Alhóndiga casi hace pleno. Y es que para los que tenemos una edad, volver a revivir de nuevo un doblete de este calibre al que se le añade el plus de tener la visita de su autor, no tiene precio. Sobre las mismas no hay nada más que aportar que siguen tan frescas y transmiten las mismas sensaciones que en su momento, y eso ya es un que.

Respecto al resto de películas que se pudieron ver, durante la jornada también se proyectaron la chilena Trauma (2017) de Lucio A. Rojas, la española Dhogs (2017) de Andrés Goteira y The love witch (2017) de Anna Biller.